jueves, 2 de marzo de 2017

rimas bobas


Malos momentos, señores,
para andar de cacería.
Y yo que no me creía
que iba a tener decadencia
encuentro en toda la ciencia
motivos para estar triste.
Dice Lu: "Alpiste, perdiste"
y se monta un show en vivo
que desconoce al esquivo
cantautor de bar y esquina
a quien le dicen "Sabina"
cuando cae en el olvido.
Les confieso que he vivido
más solo que un terrorista,
imaginando la lista
de menciones a Lucía,
mi perfecta progresía,
mi sultana, mi reparo,
ahora que estoy en paro
y me duele ese talón
de Aquiles, el maricón
que es sintagma de la bella.
Yo siempre le canto a Ella,
cuando llega la ocasión,
de empeñar mi selección
de versos, ripios y morbo.
Perdonen si los estorbo;
extraño su voz quebrada.
Mi musa, mi casi nada,
mi exnovia, mi picardía
en 8 sílabas suena.
Es mi droga de la buena
y yo el picaflor de noche
que sola la lleva en coche
cuando viaja por su tierra
tratándola como perra
entre pactos y telones.
Me encanta hacer papelones
porque es mi grito de guerra.

No hay comentarios: