domingo, 19 de marzo de 2017

nos separamos

Nos separamos sin ningún reproche,
sin decirnos adiós ni hasta mañana,
la angustia  se había vuelto sobrehumana
y huía nuestro cuerpo a medianoche.

No teníamos casa, perro o coche;
el amor se lavaba en palangana,
las horas redoblaban la semana
del bolsillo apretado como un broche.

Los tiempos del empleo estaban lejos
de las bodas de azúcar u hojalata,
al mirarnos de pie nos vimos viejos

tratando de aliviar la mala pata.
Nos dimos algún beso y dos consejos
y fuimos al futuro sin corbata.


No hay comentarios: