sábado, 18 de octubre de 2014

en Retiro y después

Los niños de mis foros
se enamoran, se besan,
deleitan a la tribu
y quitan las tristezas
con su amor prevenido
de rayo que no cesa.
Se aman con descaro,
se citan, se atragantan
con gritos y gemidos
que incendian las gargantas
y cuando nadie los mira
sus pasiones nos cantan.
Ay, Iris, sé feliz
no veas que no llega
a sombra del desliz
tu lengua de gallega
nacida en la bahía
de Cádiz, flor de liz.
Sírveme otra tacita
de plata con canciones
y además de café
traemé tus scones,
sfogliatellas, facturas,
criollitas, galletas,
de marcas tan extrañas
que las vende un poeta
que vive en Malasaña
esquina Lavapiés,
de Tirso de Molina,
al sur de La Latina,
en Retiro y después.