miércoles, 2 de julio de 2014

Ser feliz

Ser feliz, es mejor que estar contento,

es el guiño que evita aquel lamento
de novio sofocado por los celos
de amante despechado y sin consuelo,
de esposo pasional encubatado.

Ser feliz, no es gozar de los sonetos,
recitando misal, mientras discreto
le pide un abanico a Lola Flores.
Él es un ser feliz de los colores,

mandatario de moda exorbitado,
que escribe por jugarle a los mejores,
que a veces son poetas o estertores
del modo más solemne en sus panfletos.