sábado, 7 de abril de 2012

Tormenta en el Luna (parodiando a jmrs)

Para Lucía Angélica,


la princesa de mis sueños.
Aprovecho este descanso
en el Luna y con tormenta,
ayer canté por mi cuenta
las payadas campesinas,
por amor de una latina
que cada día se inventa.

Mi vida ahora es un remanso
sin amores contrariados,
le preparo el estofado
a mi jermu en la cocina.
No soy Martínez Sabina,
pueden llamarme el Tarado.

Con cada verso que lanzo,
sea en décima o sixtina,
aparece aquella mina
que es mi musa musaraña,
amiga y Mater España,
mi morbosa Tirachinas.

Es el nombre con que alcanzo
la gloria del escenario,
gato garduño en Acuario
Plateado por la Luna.
Desde Ushuaia hasta la Puna
en Tucumán y en Rosario.


Tu amorosa piel si danzo
y canto a tu bella voz
se escuchará en altavoz
coreando por ti, Lucía,
tiembla siempre el alma mía
si me quito el albornoz.


Sin ego me he vuelto manso
por el amor que destilo.
Seré tu amante, tu Esquilo,
tu Virgilio y tu Dante,
soy el poeta atorrante
que supo tenerte en vilo.


Se termina mi descanso.
Tengo que salir a escena,
pero mi bolsa está llena
con el cuerpo de mi amada.
No permuto su mirada
por las "trolas" de la cena.

No hay comentarios: