sábado, 7 de abril de 2012

a nuestro bufón de turno

A NUESTRO BUFÓN DE TURNO.


Al bufón bufonamente,
he de contestar su canto:
me burlo de sus encantos,
sus risas y comezones,
a usted le faltan balones,
que lo salven de Lepanto.

Bufón de la Bufería,
bufoso bufón bufero,
portero de la Argentina,
una buena Pitufina
te asegura que esta mina
es reina del mundo entero.

Y aunque tires con tus dardos,
espinosos como cardos,
te recuerdo, por si acaso,
que a nadie le faltan brazos
para abrazar a su novia.
Este calor que te agobia,
que enciende ahora mi alma,
es el que quita la calma
al hombre a quien envidas,
porque él, como buen Midas,
en oro convierte al barro,
yo canto a boca de jarro,
como se debe en la vida.

¿Quien ignora lo que digo?
Vos fuiste primo testigo
de nuestras noches de besos,
de pasión por los excesos
y brillo de sevillanas.
Mejor, te quitas las ganas
de vernos aquí enfrentados,
mi hombre está bien dotado
para encuentros clandestinos,
que no se entere la peña
que él ama a su Lu_Folino,
el maestro tiene dueña
y jamás se las enseña
a bufones del pepino.
---

No hay comentarios: