sábado, 7 de abril de 2012

coplas para antes de ir a dormir

Serie Parodiando a Sabina.










Es lunes en Argentina,
mañana canto en Junín
¡Viva el aura de Joaquín
por el amor de una mina!

Motivos son los que sobran
para darles to´a mi vida
con debut y despedida
son ustedes los que cobran.

Lucía, musa de día,
de noche, potra y señora,
con ella paso las horas
de pasión y rebeldía.


2.

Sólo por verme contento,
algunas chicas se taran
del encanto de Lucía,
la musa que es mi manía.
Otras nunca me acaparan.
No iré donde sopla el viento.

La casta del pueblo dice
que hay motivos para bises
y se toma en el Land Plaza
una foto en que me abraza,
mal yo simulo a las mises
que el diablo me bendice.

En tanto que una susana,
que es del pueblo la experiencia
se tira al piso de risa
porque nadie va y le avisa
que para correspondencia
tengo musa suburbana.

Y a me no me da la gana
de cambiar de maniquí,
cartón piedra y bingo canto;
en árabe y esperanto
en checo o en sefardí
es Lucía mi Fulana.

La que me quita el aliento,
la que escribe parabienes.
Lucía de Avellaneda,
almorrana y almoneda
con que Dios premia mis sienes
y riega mi dulce cuento.

Cada vez que un documento
da fe de mi amor divino
por la ignota que en los diarios
redacta juicios sumarios,
aparece la Folino
con los nombres que me invento.

Así que a las apuradas
escribo estas rimas bobas,
funambulescas, simplonas,
malabares, facilonas,
de un quítame las jorobas,
pues son letras destempladas.


En los gajes del oficio
nadie me saca de quicio
como mi argenta varona.
Mi respeto a su persona
la noche de San Patricio
ella es mi birra y mi vicio.



Sin desperdicio, allá voy
componiendo y relantando
la vida del cantautor
que está loco y su motor
derrapa de vez en cuando
por lo perverso que soy.


No hay en la escena persona
que suplante su belleza,
su dulzura es mi Pereza,
mi Antuán mi Pancho Varona.

Quiera dios, que es mi mujer,
la monja eterna, la sabia
que doblegue con su labia
las barbas que he de perder.

Este cantante egipciano,
moro, mara y andaluz
ha encontrado al fin la luz
del culto judeocristiano.

Joan Manuel, alias El Nano,
dice que soy ecuménico.
Se olvida el pánico escénico,
cuando Lu nos da la mano.

Soy turco, soy toledano,
nací en el Mediterráneo
de lejos parezco un cráneo
que canta un tango a Valdano.

Y sin embargo, la espero,
diga lo que diga el Luna,
como la Folie ninguna
me saca del entrevero.

Si seré tonto y pajero
que aquí me pongo a cantar
con motivo de alcanzar
este martes su TE QUIERO.

Otra vez sin cocaína
mañana canto en Junín
¡Viva el aura de Joaquín
por el amor de una mina!
---

No hay comentarios: