sábado, 7 de abril de 2012

Caricatura de la caricatura.

Conocéis mi manía
de apurar cuatro versos
firmarlos con pseudónimo
y darlos a la prensa.

Ayer fui el Pampa Cruz,
payador argentino,
y en clarin. com
aparecí ese día.

Pegué golpes reversos
del anónimo homónimo;
con enchufe o en trenza
firmé como Juan Cruz.

He esperado a Penélope
(alucina Aladino)
y he pagado al Tío Tom
el honor de Lucía.

Si "dicen en el pueblo"
que con rimas amueblo
el corazón de mi musa,
se acaban las excusas:

Por amor de una mina
cantó Joaquín Sabina.
Testigos oculares:
pasad de los juglares.

Y si veis que resisto
pegadme un tiro y listo.
Los pájaros cantores
son siempre los peores.

No hay comentarios: