miércoles, 10 de marzo de 2010

un sonetito a Borges.

Los argentinos somos así.
“yo vivo... me dejo vivir.”





A Jorge Luis Borges como a los tangos
los empezamos a valuar de viejos,
sus tiempos circulares, los espejos,
El otro yo, el mismo; El amenazado;


El truco: “cuando rajés los tamangos”,
Los kenningar con énfasis de aliento,
Esas Milongas, su Remordimiento
¿Habré yo cometido ese pecado?


Nostalgias del envido y del te quiero.
Chau, papusa, oí al compadrito
Mano a mano, con Flor en el ojal.


Pasando de canciones de ropero,
de Neruda, Discépolo y de mitos,
vislumbraba bulines de arrabal.

paráfrasis de un tal sabina...

Yo era Sony_js,
miembro habitual en Sabina,
torpe vaivén que se mece
entre mares de pasión,
No tenía ancla ni dueño
ni pastillas para el sueño,
Lucía andaba perdida
y yo deambulaba vencida
No había nacido el encuentro
que nos uniera a las dos…

Pero pucha un no me acuerdo
de un año que ya hoy es pasado
me vi conversando un día
con la mina de Junín
sin más disfraz que lo puesto
ni chamuyos, ni verseo
La Lupe me abrió las puertas,
de su habitación vacía
sin notar que me colaba
dentro de su corazón.

Las risita y las tardes,
se llenaron de alegría
Bobilandia a la deriva
Cachirula sin timón
Lucita perdió el amores
La sony el JS

Cuando al cabo de unos meses
ya la amaba hasta las suelas
ella para no ser menos
dijo amarme sin razón…

Compré un portavoz barato
en un ciber de segunda
“No se te escucha un carajo”
dijo con toda razón
y aprendí que sin parlantes
era imposible el oirla
la gordita se reía
de mi necio desazón
cuando me hablan de mi Lulu
digo su amante soy Yo

Espejismos de dos peces
que se encuentran sin buscarse
una vida en blanco y negro
que se llena de color
bajo el sol de los abrazos
dejando pisada en la arena,
creando castillos y sueños
el Alma se duerme contenta
con la calidez de tus mimos
me alcanzan pa’ sonreír

¿Y qué más puedo pedirte?
Estás tatuada en mis venas
cada día al despertarme
me gusta encontrarte acá
Si querés acompañarme
traé mapamundis y filcar
no habrá rutas ni caminos
que nos puedan separar,
con vos sobra en este mundo
tengo una amiga en... Catán






J.S.