miércoles, 22 de julio de 2009

décimas en décimas de segundo

Vamos a dormir la siesta
que el loquero está contento,
verás que en mi voz no hay cuento
y que me sumo a la fiesta.
Quijota mágica es esta
semana que a pura rima,
logra acercar a la prima
lejana del Rey cantante.
A mí constante y sonante
me pagarán tanta esgrima.

¿Qué mi lengua simil sable
preocupa a los concurrentes,
reconforta a los oyentes
y deja mudo a quien hable?
Joaquinito, échame un cable
con carrozas de gimnnoto,
que Alvar Nuñez el ignoto
tiene trineos y renos;
para pasar muy serenos
los días, vuela a mi moto.

Con décimas me arrebolo,
con sonetos me empenacho,
mis coplas son para Nacho
Polanco y el Joaco solo.
¿A qué pensaste en un trolo
para rimar con gazpacho
como aquel tonto muchacho
de perdonen la tristeza?
Hoy me duele la cabeza
-por las dudas no me agacho-

La Rodríguez me llamaban,
o la Rodríguez Fernández,
tierrafracio es José Hernández,
el Fierro de los que amaban
los versitos que llegaban
de heroína ultramarina,
mariposa de Argentina,
noble esposa del Apolo.
Coloritos de la colo
de Violeta y purpurina.

Basta de engaños, carajo,
que a mí el tiempo no me sobra,
no habrá veneno sin "cobra"
ni descansos a destajo.
Para ustedes el trabajo
de copiar mis monerías,
mas advierto y no te rías
Ramona que te estoy viendo
joaquinar tu cola siendo
el diablo de las arpías.

Con mis décimas humillo
el egotismo español,
para mí no hay luna o sol
que refuljan sin el brillo
del sabor del pan sencillo
amasado con ternura.
¿No soy una divinura?
¿No les parezco un primor?
Hoy les canto truco y flor
con las Barajas de altura.

Ay,
no aparece el contrincante
del otro lado del mundo,
no espero más, ni un segundo,
a que venga a darme el cante
el malviviente atorrante
que duerme la borrachera
y levanta la pollera
de las santas benedictas,
-no confundir con adictas-
del cielo, que es su trinchera.

El disco se llamaría
Vinagre y rosas, han dicho.
Pero al ser nombre de nicho,
en cementerio de día,
Lo titularán Lucía...
Lucía, Yo quiero a Lucy
in the sky of diamonds
si no se animan a tanto,
porque ellos saben bien cuanto
honor se les rendiría
alabando a su Lucía,
en inglés o en esperanto.

Diez coplillas en un rato,
-pobre troesma que bochorno
lo vine a meter al horno,
porque sin pago no hay trato-.
A ver si piensa que un gato
Elvis, como la dicente,
se va quedar como gente
metida en un caracol
sacando cuernos al sol.
tranquilita y en silencio.
Esta vez se los sentencio:
Vayan buscando el formol.

(aunque se arrodille el Nano
ante el gato del señor,
tengo treinta y tres de mano:
"falta envido" al payador)















Ey... qué falta de respeto
qué atropello a la razón.
Me gasto en este rincón
y escríboles sin secreto,
me cuelgo del parapeto.
¿No hay nadie que le responda
al canto de sirena de las musas?
Yo juego con la métrica y las rimas
y canto mi canción
sin costo ni sobreprimas.

Vinagre y rosas de aceto,
maldito sea el esqueleto
de las horas sin pasar.
Mañana vuelvo al hogar
de los fantasmas de río.
Mar dulce, mar escozío.
Ninguno pudo igualar
mis metáforas del frío,
el mal de Galapagar.


Décimas amodorradas - un traje a medida de otro -


Acabada está mi voz
con los socios del silencio
lo digo sin "ocurrencio"
porque me ataca la tos
¿acaso te hablo de vos?
pero le pongo una jota
a mi cantar chirigota
me embriago y empiezo un disco
pues terminaré en un risco
tirado, haciendo pajotas.


Vente arriba le decía
y ella era muy modocita
para pedirme una cita
al caer de noche el día,
ay mi Paco de Lucía.
Paco Camino y Bastante
con ese tono elegante
que bien me la guarde Dios.
Otra vez con esta tos
maldita crisis, cantante.


Si al viejo le dan por esto
el achuchón de una mina,
juraré vender bencina
para quemarle el incesto.
Tire papeles al cesto
don Juan, que ya está acabado
con el gesto malogrado,
pague y beba compañero,
que no es de buen caballero
destetar toro sagrado.


¿A que mi rima abochorna
a los músicos del merca
porque no me llegan cerca
de los talones? Con sorna
mi tarea es la que adorna
este foro de pacatos,
que no han gastado zapatos
en las pistas del tanguero,
a mi juego me llamaron
zapateros que robaron
los gritos de ciertos pathos.


Vengo ganando carrera
en esto de decimar
rima y rima son mi hogar,
en la zona estoy canchera.
-Dedico mi versolera
al vecino del estudio,
el que no presta preludio
porque no sabe qué es dar
mucho mejor que esquilmar
al rino de buen rebudio.


Cuando el full-on se aperciba
de que estoy mandando fruta,
entrará a llamarme p*ta,
y a poner el cuerno arriba
de mi nombre. No hay quien viva
en este oscuro sitial
donde abrir un ventanal
equivale a ser marrana,
me voy, mas de buena gana
gozaría hasta el final.


Ya son seis goles a cero,
que manera de arredrar
al viejo que ha de medrar
detrás del telón de acero.
Sin París con aguacero
se tendrá que resignar
a ir aprendiendo a abonar
por esa cuentita impaga,
que está debiendo a La Maga,
que aquí lo viene a empañar.


Mi décima almibarada
para asombro de contigo
un abril, que fue testigo
como el negro Rubén Rada,
de una mina acostumbrada
a cantar al alimón,
es por darle una ilusión
a la banda del flaquillo,
-ya sabrán que me cepillo
al Pitt Brad de la canción.


Sigo aguardando que el master
venga a prohibirme este canto,
como saben diablo y santo
soy fantasma del Ghostbuster
y mudo de Keaton Buster:
arropada en California,
de Borges la Macedonia,
del Ángel, menos dos alas,
la bohemia de las salas,
de Trajano la Suetonia


Parece que están durmiendo
la Mona, los Caballeros,
Doce Césares troperos
que andan de suyo mintiendo,
porque han sido y siguen siendo
quienes conducen las vacas
al destino de resacas.
Patícipes de las rentas,
soportarán las afrentas,
sin queja y sin alharacas.


Acá está todo cerrado,
no quedan sombras ni luces,
apenas algunas cruces,
un notero rezagado.
Demos un paso al costado,
que la peña está que arde
haciendo mítico alarde
de la fortuna que exhibe.
A mí nadie me prohibe:
salgo presto y entro tarde.


¿Diez canciones en un día?
Me juego que ésta es la Cía.
¡¿Otra vez volvió la arpía?!
Qué guasa con esta tía.
-Yo ya me lo suponía.
-El destino la seguía.
Peloteo de osadía.
Reina Madre de María,
Rebeca de Isaac, sabía
que con esto pasaría
igual que con la poesía,
el Mode la quitaría.
y el elenco bufaría:
Permitidme que me ría.
¡Volvió la monotonía!
Los quejicas panza fría,
sin consuelo, en rebeldía,
entonarán con manía
las estrofas de Lucía...


Estate atento, Sabina:
no quiero canción de Ina,
de un buscador de heroína.
Atenciones a Argentina.
Legalicen cocaína,
ni vino ni paternina,
ni soda stéreo ni nina
peloso, ni la vecina
del mozo, ni ultramarina.
Fuera musas de quinina,
colillas de nicotina,
kermeses con serpentina,
bardos peces sin espina.
Basta de trampas, Joaquina:
que me adeudas la propina.


Valenzuela ¿tas shorando?
¿no podés rimar conmigo?
¿a qué entiendo que mi amigo
no aguanta el porqué ni el cuándo?
Siga yo filosofando...
Te presto dos armonías,
los versos, algunos días
te los regalo de veras,
de gastar hay mil maneras
que se cobran picardías.


De "pagar" hay mil maneras,
ya me estoy equivocando,
mejor dejo el provocando,
en vuelto en las carreteras
a negritas jineteras.
Adiós, adiós, enemigo
íntimo, no te persigo,
adiós adiós, Pimpinelo
Foli-mon de Mortadelo
Dios te dará tu castigo.


No me lo puedo creer,
llevo ya un cuarto de hora,
y dirán que soy la lora
paranoica del placer,
del morder y del beber.
Qué sabrán esos truhanes
de las musas de don juanes,
que apuestan vestido y faldas,
y "braguitas rojigualdas"
al deleite de los flanes.


Aquí demasiadamente,
abusando de su foro,
he perdido mi decoro,
mi habitual rabia demente,
Todo se ve con la lente
del cristal con que se mira.
Por cierto, no soy Shakira,
mi función es diferente.
Mi vida pasa entre gente
que no se da ni se tira.

Hola, Contigo un orujo.
Llevo años sin noticias,
es que las viejas primicias
pertenecen a Polanco,
a Clarin, a Mitre, al Banco
JPMorgan, piratas
que se mezclan con las ratas:
que suben con la caterva
al balcón de la reserva:
vos sabés, no me los banco.


¿Que te he plagiado, guanaco?
No tienes vergüenza, primo.
Cuanto más cerca, zorrino.
Te llevaste el toco y taco.
Sabía que eras Macaco
¿pero al punto que afterhour
te recuerde a Schopenhauer?
Eso es saña y cobardía.
Mejor págale a esta tía,
la musa de Tristán Bauer.


Todos los tontos son versos.
Todos los versos son tontos.
Todos los jamases prontos.
Todos los ríos reversos
de planetas y universos.
No hay diamantes ni derechos
intelectuales que puedan
asegurar cuando ruedan
las pelotas del negocio.
Entré hoy, merced al ocio
de las pandemias que quedan.



Bueno, bueno, no me pegues... ya te enseñaré el poema en
cuestión, Lucy In The..... (de todos modos me da igual,
era un verso muy tonto.


Ya quiero ver el poema,
y quiero el disco y la gira
el dividí ($) en una tira
de historietas de la quema.
¿Te parece que soy mema?
No da igual volando un ciento,
que ostentando un ceniciento
destino por culpa tuya.
Contigo no iré, no fuyas.
No tolero un Rey grasiento.

(y no hagas más aspaviento
de Quijote, ni de minas,
ni limeñas ni argentinas
se acercan a un avariento).


No te metas, comedida
que a ti nadie te ha llamado.
Date un giro de costado
no te quedes resentida.
Digo "grasiento", querida.
Podría decir gradiente,
mas para quien mejor siente,
no hay diferencia de estilo.
No pases la noche en vilo
esperando al inconsciente.


Lucía de Paco Ibañez,
esta rima ya la usé.
Mejor busca el punto ge
y conmigo no te ensañes.
¿Me ha entendido Santibañez,
Me ha entendido el de la SIDE?
Buena fe no es Bonafide
si el chocolate es amargo,
es Francisco y sin embargo,
el Paco de la Varona.


En julio es mi cumpleaños.
Se fueron volando diez.
Me traicionará otra vez.
Con el pasar de los años
se agotaron mis escanios
y todo marcha a peor.
La culpa es de un servidor,
tendrá que decir Sabina:
mi musa era la argentina,
perdonadme, por favor.


Sí,
ya está todo terminado.
Las Ventas las administro
con la hija del ministro,
dijo Joaquín azorado.
Su musa lo ha requisado
y él no supo responder,
vaya con Dios, hombre, a ver,
es cierto... que está acabado,
y que el Rey ha financiado
su modo de componer

No hay comentarios: