miércoles, 12 de diciembre de 2007

LOS LECHERITOS

Tìtulo y canción de la mamá del Alto Valle Serrano a su niña de azúcar cande.




Maìz en pepitas de oro,
vino en ayunas,
mandioca del suburbio,
baños de espuma.

Silbados por los vientos
van los amantes,
quesito blanco llevan
entre los guantes.

Parejita con boina
viene tirando
del carro del lechero,
no sé hasta cuando.

Me dijeron sus nombres,
no los recuerdo,
la vida es cara sucia
donde me pierdo.

Anoche se besaban,
hoy no se besan,
trabaja él fiel la tierra
mientras le reza.

Hilvana ella bocados,
vende tristezas,
caminante apurado
de las malezas.

Arcángel de ninguna
será la senda
de regreso a la cuna
en la merienda.

Me dijeron sus nombres,
no los recuerdo,
la vida es cara sucia
donde me pierdo.





-Publicado en "Acuario Plateado por la Luna".

martes, 11 de diciembre de 2007

LOAS A LA CARNE VACUNA.

LOAS A LA CARNE VACUNA.









Ahì va mi:

Loas a la carne vacuna.




No me vengan con verduras,
yo prefiero las achuras.

Ni me tunden con collejas,
de entrada van las mollejas.

No se olviden los piolines
para atar los chinchulines.

Y si rizo más el rizo,
carne de vaca en chorizo.

Para no ponerme espesa:
¡Un viva a la milanesa!

Si Usted es Lord de respeto:
imagine mi peceto.

Pero si anda mal de guita,
recomiendo "tortuguita".

Para aplacar este frío,
un buen trozo de vacío.

Si va a cuestionar mi aplomo,
sugiero bola de lomo.

Por hoy hemos terminado:
mañana, invito el asado.

(Si no pagan a Mafalda;
comerán grasa de falda).

domingo, 2 de diciembre de 2007

A DOS PÁJAROS DE UN TIRO.

Dos pajarracos a tiros,
dos lobos desmelenados,
un par de dioses quemados,
una boca y dos suspiros.


Un volcán la infame prensa
dirá mentiras odiosas
y regará de piadosas
lágrimas, su burda ofensa.


¿Nadie sabe que el top manta
es una estafa flagrante?
Quien lo niegue, que alce el guante
porque soy quien lo agiganta.


Desafío a los templarios,
a luchar a luz del día,
por mucho que oiga Lucía
no querré a falsos corsarios.


Subcomandantes sin Marcos,
Zapateros en ojotas,
que nos rompen las pelotas
de fútbol, porque son narcos.


Siembran su leche en los charcos,
por no salir en las fotos
bailando con sus escrotos
sin feas sobre sus barcos.



¡Qué escandalosa manera
de usufructuar sin excusas,
porque, señores, las musas
no son de lata y madera!


Mil códigos encriptados,
son el juego de Don Juan
y el voyeur del alacrán
que gastan el decorado

con bonos de millonarios
metidos en el estrado,
negando con desenfado
a las novias del plenario,

a cieguitas de las rimas,
que enterrarán sus osarios
y aunque digan que son primas
los mandarán a un calvario

cuando caigan de sus cimas.
---

EL PULPO

Todos me llaman el pulpo,
una boca, ocho tentáculos,
que brindan mil espectáculos,
me llaman y no los culpo


con el nombre de la Pulpo.
Bauticemos la pelota,
che mozo, sirva otra copa,
que esta noche yo la esculpo.


Y aunque pulpo de pulpera,
adicta a los payadores,
pónganme más tenedores,
que el que es pobre desespera.


Desde una cima cualquiera
con ranas en la paella,
me animo a cualquier botella,
y siempre habrá quien me quiera.


Alguno dirá: no es justo
que el gourmet de paladar,
se apresure a asegurar
que a su cena le doy gusto.


Y otro pondrá ceño adusto
al recordar que mi nombre
esconde al que más de un hombre
desea, aunque yo me asusto.


En sitios de calamares,
con salmones y ballenas,
me capturan en faenas
de Aquilón Entrambosmares.


Boquerones y mojarras,
pejerreyes y sardinas,
se pierden por la morfina
de mis huellas en guitarras.


Mis rimas crepusculares,
están en venta en mercados,
punto coma, entusiasmados,
las entonan los juglares.

Pecado de mis excesos,
de alma zen ser la mascota,
de Rey, de caballo y sota:
mandemé* algunos quesos.


Y como no tengo huesos,
encuentran los comensales,
que soy el bien de sus males,
mando fruta y mando besos.








Publicado en blog de clarin.com